¿Qué buscas?
Cuida tus datos, hay falsos reclutadores en LinkedIn

Cuida tus datos, hay falsos reclutadores en LinkedIn

El porcentaje de reclutadores en LinkedIn va en aumento, eso es bueno por la demanda de empleos, pero se ha prestado para que los amantes de lo ajeno aprovechen para hacer su agosto. Éste es mi análisis.

Es común que entre usuarios se pregunten: ¿Alguien ha encontrado trabajo en LinkedIn? ¿Cuál ha sido su experiencia? A continuación les expongo un par de escenarios básicos sobre lo que puede pasar si no se tiene cuidado con los famosos “reclutadores fantasma de LinkedIn”. Vamos por partes…

¿Cómo reconocer a un falso reclutador en LinkedIn?

1.- Usan principalmente fotos de mujeres robadas de otros perfiles u otras redes (lo siento chicas, no soy yo, es la estadística).
2.- Copian su extracto y experiencia de otros perfiles existentes, para verificar uno puedes copiar y pegar algunas líneas de su información y buscarlas en Google.
3.- Según reconocidas empresas de seguridad informática las vacantes que son las más comunes para llevar a cabo el robo son “Ingenieros en” y “Gerentes de”.
4.- Un gran porcentaje de las empresas donde dicen trabajar no existen. Igual, que su información de contacto, lo puedes googlear.

Modus operandi #1: “El ladrón de identidad”

Primero, publican vacantes con prestaciones impresionantes, por ejemplo: Graaan salario (lo cual es raro, porque los verdaderos reclutadores casi nunca lo mencionan hasta la entrevista), horarios envidiables o posibilidad de trabajar desde casa (típico, porque a todos les gustaría) oportunidades de crecimiento dentro de la empresa, capacitaciones pagadas, etc.

Después, si el falso reclutador en LinkedIn sabe realmente lo que hace, solicitará el correo electrónico de todos los aspirantes (ojo, no contacta vía mensaje directo). Si ves que muchas personas ya dejaron su mail, ¡ten más cuidado! puede que sean perfiles creados por el mismo timador para “hacer bulla” y parecer que es una propuesta real.

Por último, el timo se cierra mediante email: Recibes un correo electrónico que parece venir de LinkedIn diciendo que tienes un mensaje privado del reclutador en LinkedIn. El correo es idéntico al que recibes para notificaciones de LinkedIn, te lleva a un sitio (tambien) idéntico a LinkedIn, te logueas y PUM, la confusión surte efecto, adiós datos.

Modus operandi #2: “El que te quiere ayudar”

Primero, si en tu perfil dices que estás buscando empleo el falso reclutador en LinkedIn te envía una solicitud de contacto, tú pensando que te puede apoyar a salir de la mala racha, aceptas sin problema.

Después, vía Mensaje Directo el delincuente te hace la plática y te manda un link para que rellenes una ficha laboral “en su sistema”. Con el pretexto de que técnicamente ya tiene una vacante que tú puedes cubrir te pide datos personales, referencias y hasta copia de tu estado de cuenta para hacerte los “supuestos depósitos” una vez que ingreses.

Éste me parece el modo más vil de robo de información porque al final de cuentas el reclutador es una persona que te ayuda y guía en el proceso de ingreso para un trabajo, jugar con esto mancha el verdadero valor que ellos aportan.

Modus operandi #3: “El que te dice dar algo a cambio”

Otro caso que puede prestarse para el robo de información es cuando alguien ofrece un manual/plantilla/formato a cambio de que dejes tu correo electrónico en los comentarios. Pero eso, es tema de otro post que en breve tendrás 😉

¿Te sientes identificado con alguno de estos casos? ¿Cuál crees que es el momento donde te dices: “Creo que esto está raro“?

Artículos recomendados:

  • Ramkar Ummo

    Cierto. Me han llegado solicitudes de "reclutadoras" demasiado atractivas para ser real y, googleando la imágen de una, me percaté que una había sido reina de belleza de una ex-estado de la desmantelada URSS.

    • Uy, eso se lee peligroso. ¡Buena técnica el googlear la foto!